COMO PREPARAR A TU HIJO PARA LA LLEGADA DE UN HERMANITO

 

Seguramente la noticia de que un nuevo integrante llega a la familia tiene a todos muy felices. Empezaron las fotitos, la organización de una nueva rutina familiar, las compras para recibirlo, y todo lo que hiciste con la llegada de tu primer hijo la revivirás nuevamente. Sin embargo, esta etapa será algo nuevo para tu hijo mayor. Tendrá que compartir casi todo de lo que tiene; sus padres, su casa, sus juguetes, sus abuelos, y todo el tiempo que sus seres amados le han entregado. Es normal que se sienta raro, y para evitar que tu pequeño hijo mayor se sienta aislado, rechazado, usurpado, es mejor prepararlo para la llegada de su hermanito durante el embarazo.

Aquí te dejo unos tips que empleé con mi hijo Francis que ayudaron a que no se sienta desplazado por Arabella.

  •  Háblale sobre su hermanito desde el día que te enteras que estas embarazada. Solemos pensar que los niños no nos entienden, pero ellos si nos comprenden. Puedes ayudarte explicándole con juguetes o mostrándole otra familia con más integrantes para enseñarle que la familia va a crecer.
  • Involúcralo en todo. ¡Esto es la clave! Llévalo a tus citas médicas, que el escuche los latidos del corazón de su hermano; oren juntos por la llegada del bebe; equipen el cuarto del bebe juntos, déjalo que elija ciertas cosas para el bebe; explícale que en tu pancita está el bebe y que desde adentro el recibe su amor; permítele que te de masajes en la pancita para que viva ese contacto más cercano con él.
  • Aprovecha el embarazo para que tu hijo se conecte más con su papa y otros familiares a fin de que cuando llegue el bebe, él no se sienta desplazado porque seguirá sintiéndose atendido.
  • Si se va a hacer cambios importantes como: destetarlo, dejar el pañal, pasarlo a su habitación, ponerlo en guardería, quitarle el biberón, es mejor postergarlos hasta que la nueva rutina familiar este marchando bien, ya que el hijo mayor puede asociarle la culpa de esos cambios a su hermano menor.
  • El día del parto explícale que te vas al hospital a dar a luz porque su hermanito ya está por venir y que se va a quedar con el encargado de cuidarlo. Trata de que tu hijo sea uno de los primeros en visitarlos en el hospital. Si no puede ingresar, llámalo y hablen un rato. Te sugiero no hacer video llamada con el bebe en brazos porque pensara que lo dejaron a un lado para estar con el bebe.
  • Anímalo a participar en los cuidados del bebe, como pedirle que te pase el pañal, la toalla, que le agarre sus manitos, etc.
  • Conversa con tus amigos y familiares que te visitaran para que tengan en cuenta a ambos en medio de la visita. Que se fomente el amor para ambos hermanos y que no usen frases como: ¨no seas celoso¨, ¨te toca compartir todo¨, ¨tus papis te van a desplazar¨, ¨tu mamá ahora tiene un nuevo preferido¨, y frases asi que solo lastiman al hermano mayor.
  • Trata de entender a tu hijo mayor, no es sencillo que su entorno cambie por completo. Dale mucho amor y sigue manteniéndolo cerquita de ti. Ya verás cómo tu hijo amará a su hermanito y se sentirá amado completamente por sus padres y familiares.

Cuéntame en los comentarios si has empleado alguno de estos tips y como hiciste para preparar a tu hijo mayor

prepaar al hijo mayor1

10 CONSEJOS PARA VIAJAR EMBARAZADA

DA26E409-E6CA-4D17-93A2-5F5E9A325D75.pngIMG_4550IMG_5123IMG_7747

En este post quiero hablarte sobre viajar estando embarazada. Lo primero que quiero compartirte es que sí se puede viajar. Yo lo hice por carro cuando esperaba a mi primer hijo, Francis, y cuando estaba embarazada de Arabella por avión, tren, carro y bus.

Entiendo que puede haber temores, pero si planificas y cuidas cada detalle te ira muy bien. Eso sí, hay una excepción. Si tu embarazo es delicado e implica más riesgos, necesitas y debes reposar mucho.

La mejor época para viajar es en el segundo trimestre de tu embarazo. Para esa época ya han pasado todos los cuidados que debes tomar en el primer trimestre, así como los terribles achaques o molestias del embarazo (náuseas, mareos, asco, etc.). Para el tercer trimestre es posible viajar solo ten en cuenta que el peso del bebe traerá dolores de espalda, y menor movilidad. Y ya en la recta final es mejor terminar la espera en un ambiente relajado y de reposo. ¡Cuidado te agarra el parto en el avión o en alguna carretera!

Dicho esto, te doy 10 consejos para que disfrutes a plenitud tu viaje.

ANTES DE VIAJAR

1.       Avisa a tu ginecólogo que vas a viajar y toma nota de alguna recomendación que te dé. Normalmente se puede viajar en cualquier semana del embarazo evitando las semanas más cercanas al parto.

2.       Investiga sobre el área salud del lugar que vayas; hospitales, centros de salud cercanos, etc. Esto para en el caso que haya algún improvisto estés relacionada con el tema. En lo posible cómprate un seguro médico de viaje, yo lo hice y los encuentras en internet fácilmente.

3.       Viajar en avión es la opción más cómoda y rápida de llegar a tu destino. Pregunta si tu aerolínea necesita algún documento de información sobre tu embrazo y hasta que semana máxima te permiten viajar con ellos. Usualmente te puedes subir a un avión hasta las 32-36 semanas de gestación.

DURANTE EL VUELO

4.       Dile al personal del vuelo de tu embarazo. Estoy segura que te ayudarán a tener un viaje más placentero. Algunas aerolíneas tienen políticas especiales para las mamitas y puedes sacarle provecho a eso.

5.       Es importante que estimules la circulación durante el vuelo. Te sugiero que te levantes a caminar en los pasillos del avión, uses ropa holgada, cómoda y nada ajustada.

6.       Lleva contigo snacks como alguna fruta, sánduche, frutos secos, dulces. Recuerda que en los aviones no hay mucha variedad de alimentos y puede que el menú no te agrade.

7.       Si vas en carro procura que la distancia sea corta, así evitaras los mareos. Lleva almohada para acomodarte en el asiento. Viaja en el asiento trasero y usa tu cinturón de seguridad.

EN TU DESTINO

8.       Si tu destino es un lugar soleado, evita las largas exposiciones al sol, esto cansa y deshidrata. Y no vayas a lugares donde hay mosquitos o insectos que pueden ocasionar infecciones y traer problemas al embarazo.

9.       Los viajes de largas caminatas son cansados para una mujer embarazada por el peso del vientre. Hagan paradas siempre que el cuerpo lo requiera. Pueden alternar caminatas con tomar un bus, o tomarse unas horas más para descansar por completo.

10.   Y mi último consejo es sobre alimentación. Continúa comiendo saludable. Evita comidas de dudosa elaboración, ni saladas, picantes, ni condimentadas. No comas nada crudo y evita los mariscos. Y sobre todo mantente hidratada tomando agua, o jugos naturales.

Te aseguro que si sigues estas recomendaciones disfrutaras a plenitud tu viaje estando embarazada.

Con cariño,

Eliana